Historia de la Psicología

“La historia de la psicología no es un mohoso desván

 de curiosas antigüedades intelectuales roñosas….;

 es una continua discusión de problemas perennes y resistentes

 sobre la naturaleza del hombre y el animal”.

                                                           Jayne 1973

La historia de la humanidad no se entiende sin el continuo deseo del ser humano de conocer lo que le rodea, a sí mismo y a los otros. Todas las civilizaciones han intentado describir, analizar  y predecir el comportamiento humano.

En la sociedad han existido siempre distintas figuras cuya misión fundamental era atender el “alma” de las personas. Curas, monjes, chamanes, hechiceras, santeros,  filósofos y  médicos, daban respuesta y remedios al mundo psíquico de las personas.

El concepto de locura, imbecilidad o desviación ha ido también evolucionando. En las primeras concepciones demonológicas  la patología mental se correspondía a la influencia de espíritus malignos. Por el contrario el Islam consideraba al loco como el elegido de Dios, aquel que  había venido al mundo a decir la verdad. Amparo Belloch en su Manual de Psicopatología narra cómo los pioneros de la psiquiatría proponían que las brujas quemadas en la inquisición no padecían  conjuros, hechizos o acciones demoniacas sino que podrían ser personas mentalmente enfermas.

Sin embargo, para hablar de Psicología como disciplina independiente, con un objeto de estudio delimitado y métodos propios de Investigación tendremos que esperar hasta siglo diecinueve cuando Wilhelm Wundt, fisiólogo interesado por las cuestiones epistemológicas fundó en 1879 el primer laboratorio de Psicología Experimental en Leipzig. Un año antes, su colega Stanley Hall se convertía en el primer doctor en Psicología y  William James impartía el primer curso de Psicología experimental.

Desde estos hitos hasta ahora han transcurrido menos de 150 años, la psicología es una ciencia joven pero con un desarrollo muy extenso. En palabras de Ebinghaus la psicología tiene un largo pasado pero una  historia muy corta.

La palabra psicología está compuesta por los afijos psico– y –logía. Psico  significa alma, mente, espíritu o actividad mental. Logía, se refiere a los estudios, tratados y ciencia. Según el origen etimológico, la psicología sería la ciencia del alma, el estudio de la mente.

Las primeras propuestas provienen de la Fisolofía.  Desde Platón ,que en el año 400 antes de Cristo afirmaba que el cuerpo era la cárcel del alma y que cuerpo y alma eran dos entes distintos, hasta Aristóteles, Descartes, Hume, Locke o Shopenhauer entre otros  van a ir formulando diversas teorías sobre los dilemas fundamentales de la condición humana. Entre ellos, la relación cuerpo-alma y el problema del conocimiento.

Posteriormente, desde la Biología  y la Física se estudian los procesos sensitivos.

Gran parte del cuerpo teórico de la psicología se lo debemos a médicos, neurologos, educadores,filósofos , antropólogos y cientificos que se interesaron por el estudio de los fenóomenos psicológicos.

Tras la formalización de la psicología como Ciencia con el laboratorio de Wundt, confluyen varios desarrollos en distintos países que fueron conformando la Psicología actual.

En 1982 Titchener , uno de los discípulos aventajados de Wundt, emigró a Estados Unidos. Allí dio a conocer las ideas de su maestro y se convirtió en el referente del estructuralismo. Su objetivo era entender la mente humana a través del análisis de los elementos más básicos y sus conexiones.

A su vez, William James y John Dewey proponían estudiar no tanto las estructuras sino el funcionamiento de la mente y aplicar este conocimiento a tareas prácticas como la educación.

John Watson propone que los psicólogos debían ser objetivos y la función era estudiar la conducta para predecir, describir y controlarla la conducta El conductismo tuvo muchísima fuerza en Estados Unidos mientras que en Alemania se desarrollaba la Psicología de la Gestalt. Los psicólogos  de las formas como Wethreimer , Kofka y Koler proponian estudiar los fenómenos en su totalidad, el todo era mayor a las sumas de las partes.

Una de las mayores influencias proviene de los estudios de Sigmund Freud sobre la mente humana. Freud afirmaba la existencia de un inconsciente que  generaba multitud de trastornos psíquicos, algunos de ellos muy similares a las enfermedades físicas. Propone el origen psicológico de algunas patologías que hasta este momento se consideraban de origen orgánico.

A finales de los sesenta surge el humanismo. Un movimiento que considera al ser humano autónomo y responsable de su propia existencia. Presenta al sujeto como elemento activo en la búsqueda de satisfacer sus necesidades. Sus mayores exponentes son Maslow y Rogers.

El conductismo continuó con mucha fuerza y sigue siendo una corriente propia a día de hoy. Esta desarrollo se vio debilitado con la aparición de la psicología cognitiva que proponía el estudio también de los constructos no observables.

Actualmente, los  distintos enfoques y métodos conviven con un mismo objetivo: comprender el funcionamiento y la complejidad de la mente humana.

 


Laura Martínez
Nº Col. AN08893

4 respuesta a “Historia de la Psicología”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *